CASOS PRÁCTICOS

 

ACCESO GARANTIZADO - NO MÁS CAMBIOS DE CERRADURA

Juan sale de su casa y al cerrar la puerta se da cuenta de que se ha olvidado la llave dentro. Un vecino es testigo de lo ocurrido.


Vecino: ¿Otra vez te olvidaste la llave?... Anda toma mi llave KODIGO. Espera a que le cambie mi combinación para que no lo veas…

 

Juan: ¡Que desconfiado eres!

 

Juan pone la combinación de su cerradura en la llave KODIGO de su vecino y entra en su casa.

LLAVE ÚNICA

Ana y su vecina entran juntas en su bloque. Ana sólo lleva su llave KODIGO mientras que su vecina sostiene un llavero repleto de llaves (la de su casa, su coche, el portal…).


Ana: ¡Cuántas llaves! ¿Aun sigues sin la llave única?


Vecina: Tú sí que eres única. ¡Lo que te gustan las cosas futuristas Ana!

Ana: La llave única no es el futuro… ¡es el presente!

COMBINACIÓN FACIL DE CAMBIAR

Un frigorífico se abre y se ve una cerveza con un post-it que dice:


“Cariño, cuando te devuelvan la llave los obreros cambia la combinación de la puerta”.

A la derecha, sobre una cocacola ligth, hay otro post-it que replica:


“He tenido que salir tras ellos y no me ha dado tiempo, hazlo tú cuando vuelvas y pon: España, España, Francia, Francia, España, España”.

COMBINACIÓN FACIL DE RECORDAR Y DE TRANSMITIR

Una empresaria se encuentra en su despacho, hablando por teléfono mientras juguetea con un cubo de Rubik.


-¿Hoy llega la nueva niñera?... Pues hazme un favor, cambia la combinación de la cerradura de mi despacho antes de que llegue y ponle… no se… (mientras mira el cubo de Rubik) ponle España, España, Francia, Francia, España, España.


Cuando cuelga deja el cubo de Rubik sobre la mesa y en éste se aprecian las combinaciones de colores de las banderas que acaba de elegir.