DISPOSITIVO CRIPTOGRÁFICO

 

La versión estándar del Dispositivo Criptográfico es una esfera dotada de tableros de edición compuestos por grupos de pulsadores (2 horizontales x 3 verticales, basados en el alfabeto Braille) en los que hay que responder a las pistas que se proporcionan de forma accesible (mediante textos, locuciones, imágenes, vídeos, sonidos...). Cuando en el tablero correspondiente se ha accionado la combinación correcta de pulsadores (todos los adecuados, y sólo ellos) el dispositivo proporciona el siguiente reto, o la recompensa si se trata del último reto de la partida.

 

 

En otra versión del Dispositivo Criptográfico, éste es divisible en dos semiesferas y está también dotado de una interfaz 3D (un tablero de pines accionables -patente propia-) y al menos un módulo intercambiable que permite personalizar el dispositivo dotándolo de prestaciones extra.

 

Entre sus funcionalidades se encuentran:

 

  • Juegos Multijugador cuyos tableros se presentan en la pantalla táctil y/o en el tablero 3D.

 

  • Generador de Funcionalidades y Contenidos que permite al usuario generar sus propios retos personalizando la temática, el número de fases, las preguntas, las pruebas... y compartirlos con otros usuarios mediante una Red Social propia; permitiéndole también personalizar las características de la versión virtual Dispositivo Criptográfico: su forma, apariencia, mecanismo, tipo de código -basado en el alfabeto Braille o en otro sistema-, número de pulsadores, el contenido oculto o la recompensa...

 

  • Sistema de Coaching que mediante Inteligencia Artificial guía al usuario a la hora de conseguir sus objetivos en formación, juegos...

 

  • Asistente de Voz (reconoce lo que se dice) y Síntesis de Voz (comunica mediante voz).

 

  • Editor de texto en Braille que permite leer en Braille, en el tablero 3D, determinadas palabras o frases.

 

Se trata de un juego que, a modo de yincana, va ofreciendo pistas encadenadas que conducen a la resolución de los retos propuestos en cada partida, que pueden ser enigmas, anagramas, pruebas de lógica, pruebas de habilidad, tests... de distintas temáticas y niveles de dificultad. Retos encadenados que una vez superados proporcionan al usuario contraseñas que deben ser aplicadas en los tableros correspondientes para pasar a la siguiente fase o para acceder al premio.

En función del nivel de dificultad, para resolver los retos puede ser necesario documentarse e investigar en enciclopedias, publicaciones, sitios web... estando canalizado el proceso de búsqueda de información mediante links a fuentes fiables en lo que a sus contenidos y sus valores respecta, pudiendo ser llevados los usuarios a los sitios web de los patrocinadores para que en ellos busquen información o realicen algunas pruebas, lo que supone una importante fuente de ingresos.

 

Su método formativo, el aprendizaje lúdico basado en la máxima de que lo que se descubre por si mismo nunca se olvida, despierta el interés investigador en el usuario, estimula la fijación de objetivos y potencia el esfuerzo por lograrlos, así como refuerza la confianza en las habilidades, los recursos y los conocimientos propios y propicia el trabajo en equipo, la cooperación y la interrelación con otros usuarios para lograr un fin común.